Pincha sobre la imagen de la sección que quieras abrir:


A pesar de ser una infraestructura 100% pública, se ha planteado una operación urbanística privatizadora en la que se pretende desarrollar una edificabilidad desmesurada. Una torre de 35 plantas junto a 3 bloques de 8 alturas en uno de los puntos de mayor apertura y menor densidad de la zona norte de Madrid.

Sin embargo, desde nuestra perspectiva lo más trágico es la destrucción que conlleva esta operación del conjunto originario de las Cocheras de Cuatro Caminos, de las que apenas se exigiría salvar testimonialmente el arco del túnel y la pared lateral por la calle Esquilache.

El proyecto pretende además disfrazar la operación como si sólo se fuera a hacer un gran parque. Esa zona verde se ubicaría como cubierta de unas nuevas cocheras, por lo que consistiría en una gran losa de hormigón con vegetación plantada en macetas, y nunca habría contacto con el terreno natural.

Ninguna de las presuntas bondades justifica la destrucción y pérdida de nuestro Patrimonio Cultural.

Cerrar menú